X

Reciba en su correo información interesante y de actualidad sobre diversos temas.

Política de Privacidad
 
Con ocasión de la entrada en vigencia de la Ley Estatutaria 1581 del 17 de octubre de 2012, "por la cual se dictan los lineamientos generales para la protección de datos personales", requerimos su autorización para el tratamiento de la información compuesta por nombre y apellidos, empresa, cargo, correo electrónico y ciudad, según lo dispone el Artículo 9 ¹ de la presente ley, la cual será requerida para acceder al sitio www.safetyworkla.com.
 
El usuario manifiesta que conoce y acepta las siguientes disposiciones:
 
Los datos antes referidos son solicitados por la revista Safety Work para efectos de acceder a los mecanismos interactivos, entre los que se encuentra el NewsLetter. El usuario es libre de suministrarlos o no.
 
La información recibida será incorporada a una base de datos de la cual es responsable la revista Safety Work, quien la utilizará de manera confidencial, teniendo en cuenta siempre las garantías y reservas que impone la Constitución Política, las normas sobre protección de datos personales y demás normas concordantes. Para estos efectos, la revista Safety Work ha adoptado los niveles de seguridad legalmente requeridos para la protección de los datos personales, instalando las medidas técnicas y organizativas necesarias para evitar la pérdida, mal uso, alteración, acceso no autorizado y robo de la información facilitada.
 
• La revista Safety Work se compromete a no vender, ceder ni compartir con terceros los datos recibidos en este sitio.
• El usuario autoriza a la revista Safety Work para enviarle a la dirección de correo indicada en el formulario de registro, información técnica, comercial y aquella que considere de
  importancia o esté relacionada con su actividad.  
• El usuario puede ser retirado de la lista de contactos haciendo click en la opción que aparece al final del NewsLetter, de este modo será eliminado de la base de datos.        
 
1-Artículo 9. Autorización del Titular. Sin perjuicio de las excepciones previstas en la ley, en el tratamiento que requiere la autorización previa e informada del titular, la cual deberá ser obtenida por cualquier medio que pueda ser objeto de consulta posterior.
 
 

Introduccion: 

Actualmente el nivel del supervisor HSE debe mantener un perfil muy alto.

Pie de Foto: 

El papel del supervisor en algunos casos solo se limita a recomendaciones de acuerdo a lo que ve o experimenta en el día a día.
Los supervisores HSE poseen una alta capacidad y compromiso en prevenir y solucionar los problemas que se presenten durante el desarrollo del trabajo; están relacionados no solo con la operación de la planta sino con la seguridad industrial, la seguridad y salud en el trabajo de los empleados y el manejo del medio ambiente. Afianzando la premisa de que su gestión lleva a evitar los accidentes laborales. 
 
El problema radica en que muchas veces los supervisores HSE no tienen la experiencia suficiente, ni poseen las competencias para ejercer el rol, sin contar que las empresas no les brindan las herramientas adecuadas ni la capacitación para tener un mejor perfil y una mejor ejecución de su labor. 
 
El conocimiento, las habilidades y las actitudes requeridas por un supervisor HSE para la identificación de riesgos en muchos casos es muy deficiente, y ante emergencias, la toma de decisiones en vez de ser una solución se convierte en un riesgo, sin contar que la gestión en materia de seguridad y salud en el trabajo a veces tiende a cero. 
 
Por estas razones, las empresas hacen enormes esfuerzos en primera instancia, para garantizar que el rol del supervisor HSE no solo sea de nombre y segundo para fortalecer sus políticas en seguridad, interiorizando estos principios de vida en sus empleados. 
 
El reto es poder garantizar que así como se les exige a los contratistas cumplir con los principios y reglamentos de seguridad de nuestra empresa, se debe asegurar que el mismo supervisor HSE tenga el mayor grado de responsabilidad, eficiencia, compromiso y exigencias, haciendo respetar las normas internas, que muchas veces son desconocidas por nuestros trabajadores, quienes violan procedimientos y se saltan los decálogos de seguridad industrial. 
 
Lo que no quieren las organizaciones es que el supervisor se convierta en un invitado de piedra por desconocer las normas y procedimientos de seguridad cuando se ejecuta una labor que puede ser de alto riesgo y generar un accidente por el desconocimiento del proceso o el EPP adecuado. ¿Cómo hacerlo? Es el reto. 
 
Evolución del desempeño en HSE
 
Hace varios años en las empresas, el cargo de HSE era ejercido por personas con poca formación académica, lo que generaba un vacío enorme en materia de gestión de la seguridad por desconocimientos de ley, y porque todo era empírico. Preocupa el hecho de que aun en las grandes empresas no estén realmente comprometidas con lo relacionado a la seguridad industrial y más aún que muchas veces no valoren el trabajo de sus supervisores. 
 
Aun hoy en día muchas compañías usan personas sin formación en HSE con responsabilidades de gestión HSE, generando que el desempeño en estos temas sea muy deficiente, desconocen los procesos y los análisis de riesgos que manejan no reúnen las expectativas; ante accidentes se evidenciaba que no saben cómo manejar una investigación, pues realizan de manera equivocada o sin fundamentos conclusiones incompletas, omiten pasos importantes; la respuesta es incipiente en la medida en que el papel se limita a ser reactivo y correctivo y si se requiere un elevado nivel de certeza en las investigaciones de accidentes se contratan a personas externas o empresas especializadas. El papel del supervisor y su desempeño histórico como HSE, en algunos casos solo se limita a recomendaciones de acuerdo a lo que ve o experimenta en el día a día. 
 
Actualmente el nivel del supervisor HSE debe mantener un perfil muy alto, pues no solo debe tener experiencia en operación de plantas sino que muchas veces deben ser profesionales en salud ocupacional o tener formación en temas de seguridad industrial. 
 
La función de las ARL 

Las Administradoras de Riesgos Labores (ARL) normalmente cumplen la función de prevenir, formar, capacitar y asesorar en materia de salud ocupacional, pero algunas veces las empresas se desentienden de la labor HSE de sus organizaciones y le dan la responsabilidad de prevenir, atender y proteger a los trabajadores a las ARL, que no están de forma permanente sino esporádica, lo que puede ocasionar efectos causados por accidentes y enfermedades que puedan ocurrirles con ocasión o como consecuencia del trabajo que desarrollan, porque no se maneja una política propia en materia de gestión HSE.
 
El supervisor bajo la óptica del desempeño 

A un supervisor de producción, le encargan un número de operadores para determinado trabajo y horario, a él se le asigna una meta de producción, la cual debe cumplir utilizando los recursos físicos, materiales y humanos para alcanzarla, debe orientar sus operadores al logro de los objetivos, controlar el comportamiento del persona a su cargo y que estos cumplan sus tareas, no ausentarse de su área de trabajo, levantar reportes, controlar inventarios, realizar seguimiento de fallas y levantamiento de informes, entre otros.

Pero cuando se le encarga el rol de supervisor HSE, no solo debe vigilar los procesos y la operación de la planta, sino velar por la ejecución de los trabajos de alto riesgo que pueden afectar negativamente a las personas, las instalaciones y el medio ambiente. Las exigencias del supervisor HSE consisten en cerrar brechas y le permiten tener la oportunidad para configurar un plan de mejoramiento de la gestión y políticas de seguridad de su empresa (Sistema de Gestión Integral), que deberá ponerse en marcha tan pronto asuma el rol que le permita ponderar los riesgos y establecer medidas de control cuando exista la probabilidad de ocurrencia de incidentes, el impacto potencial de los mismos y el grado de control que debe tenerse en momentos de emergencia. 
 
Exigencias a nivel mundial 
 
Hoy en día las empresas del sector petrolero y de la industria química de algunos países por ejemplo, exigen estándares mínimos de HSE a sus supervisores y deben estar certificados por entidades externas con el fin de contar con personal confiable capaz de cumplir con su gestión, permitiendo en etapas tempranas, que su desempeño se eleve en esta materia, obteniendo resultados en pro de las políticas de seguridad industrial de la empresa.
 
Qué tipo de entrenamiento o formación debe recibir el supervisor HSE 
 
Asegurar resultados satisfactorios en áreas operativas siempre es un reto, pero si se quiere alcanzar la meta de cero accidentes ocupacionales, se debe brindar el entrenamiento requerido en la materia. Por supuesto la función del supervisor HSE es facilitar y asegurar la gestión integral de HSE de su área de trabajo, pero también cumplir las metas de gestión de la compañía, asumir que son los únicos responsables de la gestión HSE y que su liderazgo es fundamental para garantizar cero incidentes ocupacionales, ambientales y de seguridad de procesos. 
 
Lo que si pueden hacer las empresas es formar a su personal que cumple el rol HSE a través de las ARL o empresas especializadas en temas como: 
 
  • Investigación de siniestros (accidentes de trabajo o enfermedad laboral) 
  • Clasificación de riesgos dados por la naturaleza de la empresa y entorno. 
  • Capacitación en gestión integral. 
  • Reforzar la debilidad en prevención, investigación de accidentes por severidad de acuerdo a la accidentalidad. 
  • Formación en análisis de riesgos 
  • Capacitación en la Gestión de portales HSE.
 
Esta formación es indispensable para garantizar que el rol del supervisor HSE sea más efectivo. 
 
Autor: ING. Jose Luis Rivera Hernández - Líder Hseq - Líder Ambiental  Ecopetrol S.A.
 
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad