X

Reciba en su correo información interesante y de actualidad sobre diversos temas.

Política de Privacidad
 
Con ocasión de la entrada en vigencia de la Ley Estatutaria 1581 del 17 de octubre de 2012, "por la cual se dictan los lineamientos generales para la protección de datos personales", requerimos su autorización para el tratamiento de la información compuesta por nombre y apellidos, empresa, cargo, correo electrónico y ciudad, según lo dispone el Artículo 9 ¹ de la presente ley, la cual será requerida para acceder al sitio www.safetyworkla.com.
 
El usuario manifiesta que conoce y acepta las siguientes disposiciones:
 
Los datos antes referidos son solicitados por la revista Safety Work para efectos de acceder a los mecanismos interactivos, entre los que se encuentra el NewsLetter. El usuario es libre de suministrarlos o no.
 
La información recibida será incorporada a una base de datos de la cual es responsable la revista Safety Work, quien la utilizará de manera confidencial, teniendo en cuenta siempre las garantías y reservas que impone la Constitución Política, las normas sobre protección de datos personales y demás normas concordantes. Para estos efectos, la revista Safety Work ha adoptado los niveles de seguridad legalmente requeridos para la protección de los datos personales, instalando las medidas técnicas y organizativas necesarias para evitar la pérdida, mal uso, alteración, acceso no autorizado y robo de la información facilitada.
 
• La revista Safety Work se compromete a no vender, ceder ni compartir con terceros los datos recibidos en este sitio.
• El usuario autoriza a la revista Safety Work para enviarle a la dirección de correo indicada en el formulario de registro, información técnica, comercial y aquella que considere de
  importancia o esté relacionada con su actividad.  
• El usuario puede ser retirado de la lista de contactos haciendo click en la opción que aparece al final del NewsLetter, de este modo será eliminado de la base de datos.        
 
1-Artículo 9. Autorización del Titular. Sin perjuicio de las excepciones previstas en la ley, en el tratamiento que requiere la autorización previa e informada del titular, la cual deberá ser obtenida por cualquier medio que pueda ser objeto de consulta posterior.
 
 

Introduccion: 

Sin lugar a dudas, los trabajos en altura son una de las mayores preocupaciones que a nivel general tienen las empresas, debido a la alta incidencia de accidentes mortales derivados de las caídas.

Pie de Foto: 

La formación impartida ha de ser específica en función de la tarea a ejecutar contemplando los riesgos reales del área de trabajo.
Toda actividad realizada a más de 1.50 mts sobre la superficie, utilizando andamios, escaleras, estructuras y planchas, o las tareas desarrolladas en pozos subterráneos, son consideradas como trabajo en alturas, donde la complejidad de los procesos industriales actuales, el aprovechamiento de los espacios verticales y el dinamismo que presentan las construcciones, no sólo de empresas e infraestructura sino también de vivienda familiar, han hecho que cada vez más, los trabajadores tengan que realizar estas actividades, aumentando la exposición y quizás la probabilidad de que sucedan lesiones o muertes durante la realización de estas tareas.
 

Las ocupaciones en altura producen la mayor cantidad de muertes en el mundo laboral, el 70% de los accidentados por caídas fallecen en el sitio del hecho a causa de lesiones severas. Partiendo de ello, se han venido promulgando, desde hace varios años, guías y normas técnicas referentes a esta actividad, considerada de alto riesgo en asuntos de salud y seguridad laboral. 

Estas reglamentaciones han contemplado aspectos muy específicos, tales como minimizar los peligros existentes mediante la capacitación y el entrenamiento adecuado, la valoración médica y psicológica del individuo, el suministro y dotación de los elementos apropiados para la realización del trabajo (arneses, líneas de vida, etc.) y el empleo de tecnología básica especializada para realizar las tareas, tales como andamios y sistemas de ascenso mecánicos, hidráulicos y eléctricos.
 

En la actualidad, diferente a lo que ocurría hace algunos años, esta ocupación es regulada y realizada bajo importantes esquemas de seguridad que buscan cuidar la integridad de los trabajadores que se desempeñan en este tipo de oficio y disminuir los índices de muertes generadas por esta profesión.

El objetivo final de la prevención de riesgos laborales es la reducción de la accidentalidad y mejora de las condiciones de trabajo, en donde el trabajador es la base de todo, por lo tanto, cualquier medida preventiva adoptada, carecerá de sentido si no involucra la participación activa del mismo. De nada sirve contar con un equipo que cumpla todos los requisitos de seguridad necesarios, si la persona no lo utiliza de forma adecuada, siguiendo un procedimiento de trabajo que integre la prevención de principio a fin.
 
 
El personal debe estar debidamente capacitado, ser competente y estar acreditado. La formación impartida ha de ser específica en función de la tarea a ejecutar contemplando los riesgos reales del área de trabajo. La Resolución 1903 de 2013, estipula los requerimientos vigentes en materia de capacitación para este tipo de actividades:
 
 
La aptitud de las personas es la base sobre la cual puede empezarse a hablar de otros requisitos técnicos como el equipamiento o la organización del trabajo con miras a diseñar un puesto seguro. Ningún trabajador debe realizar trabajos en alturas si no es completamente apto, física y mentalmente.
 

Partiendo de lo anterior, para establecer la capacidad o no de la persona para el cargo, el empleador debe diseñar los perfiles exigidos para la vinculación de los trabajadores, de acuerdo con la actividad económica y la tarea a realizar, teniendo en cuenta principalmente aspectos de formación y experiencia, según los diversos peligros a los que estará expuesto y las restricciones en las condiciones de salud para ellos, contemplando claro está la evaluación médica ocupacional, ésta debe considerar las siguientes valoraciones:
 
  • Riesgos de caída originados por patologías como la epilepsia, el vértigo, etc.
  • Condiciones que se podrían agravar con una caída como anticoagulación, lesiones cerebrales previas, aneurismas aórticos, etc.
  • Dificultades para el uso adecuado del EPP derivadas de deformidades de las manos o la mandíbula, peso excesivamente alto o bajo.
  • Riesgo de aparición de una alteración súbita de salud (ocurrencia de un evento coronario agudo, hipoglicemia, entre otros).
  • Riesgos conexos al trabajo en alturas. Es esencial que el médico que realiza el examen de aptitud ocupacional conozca las condiciones específicas de desempeño de la tarea, para poder identificar determinadas situaciones peligrosas relacionadas con la labor, como radiación solar, abejas, frío extremo, material particulado, ruido, etc.
     

Valorar el impacto de un oficio en la salud y seguridad del trabajador implica la identificación de los potenciales riesgos, para esto se debe tener pleno conocimiento del perfil del cargo y las condiciones ambientales de su ejecución, buscando determinar una potencial exposición nociva, dimensionar las demandas fisiológicas de la labor y la historia natural de las patologías relacionadas con el tipo de actividad. Estas características son esenciales para emitir conceptos de aptitud, aplazamiento, restricciones y recomendaciones.  ¿Están sus trabajadores capacitados para trabajar en alturas? De su responsabilidad en este aspecto depende que las tasas de accidentalidad no sigan aumentando.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad